Este año, de nuevo en Monóvar, se vuelve a poner en marcha el proyecto del voluntariado ambiental que ya, en el pasado ejercicio, la concejalía de Medio Ambiente sacó adelante con mucho éxito. En esta ocasión, el concejal del área, Lorenzo Amat ha desarrollado el mismo programa que su antecesora en el cargo, Anna López, llevara adelante. Según Amat “fue un proyecto muy bueno y necesario y con un notable éxito. Nunca antes se había hecho y ha sentado un buen precedente que debemos seguir impulsando desde Medio Ambiente, pues el cuidado de nuestros parajes es de vital importancia para el desarrollo de nuestras vidas y el trabajo de los voluntarios es encomiable. Su función no sólo es la de vigilar y evitar posibles riesgos de incendios, sino también la de prevenir acciones que pueden dañar el ecosistema de nuestros montes”

Monte Coto

Así pues, al igual que el pasado año, el voluntariado tendrá las funciones de prevención y también formación ambiental. Para lo que los voluntarios que se han inscrito estarán apoyados, en todo momento, por los coordinadores del Grupo Naturalista Heliaca y Grupo de Montaña de Monóvar. Al respecto, el edil ha querido manifestar su agradecimiento por “la buena disposición de estos dos grupos a colaborar, siempre, en todos aquellos aspectos y proyectos en los que se trabaja para la conservación y la potenciación del Medio Ambiente”.
Por supuesto, los voluntarios y coordinadores estarán en contacto permanente con los forestales y el guarda de la zona. Sus funciones como voluntarios comenzaron el pasado lunes 27 de julio y se extenderán hasta septiembre, desarrollando éstas, fundamentalmente, por las tardes. Al igual que en la anterior ocasión, el centro de trabajo es el Aula de la Naturaleza de la pedanía de las Casas del Señor, desde donde se desplazarán por toda la zona del Monte Coto. Y también está previsto que se haga alguna pernoctación con actividades de observación astronómica, entre otras actividades.
Por último, Lorenzo Amat ha querido destacar “el importante trabajo que los coordinadores y voluntarios desarrollan para el cuidado y la puesta en valor del Monte Coto y del Medio Ambiente, en general, pero también en el aspecto de la formación y la concienciación de la gente en el respeto al medio que nos rodea”. También ha añadido que “el plazo de inscripción como voluntario seguirá abierto durante todo el verano para quien desee apuntarse”.